Archive for Deporte

I media maratón ciudad de cuenca

Corremos como conducimos, si tienen un momento se lo explico; yo soy un peso muerto al volante, el típico pesado que se queda clavado cuesta arriba y sólo consigue recuperar el ritmo hacia abajo. Hoy he comprobado que mi estilo de conducción influye en el de correr, ¿o viceversa?.  Lo más preocupante es que mis compañeros atletas les pasa igual, suben las cuestas como antílopes pero cuesta abajo bajan como descansando, es muy extraño.

Verán resulta que hoy he corrido la media maratón de Cuenca, sin dorsal no me busquen en las listas, 1h 45min; en mi línea y saliendo en las últimas posiciones, con lo cual he podido comprobar exahustivamente mi teoría. En mi defensa unos datos: el tiempo medio fue 1h 44min (el primero 1h 14min) y llegué el 265 o así de más de 500.

El recorrido era un poco rompepiernas, de ahí lo de lo de las cuestas, como saben, yo reservo cuesta arriba y me lanzo para abajo,  el resto del munod hace lo contrario . .. peor para ellos.  Salida en la plaza mayor y fuerte ascenso hasta el barrio del castillo, de allí fuerte descenso, claro,  al júcar donde se daba una vuelta grande y muy bonita, con sus cuestas no se crean,  para acabar subiendo pero en la parte baja de la ciudad.  Buen ambiente, camiseta y mallas para los dorsales no para mí en este caso. Recomendable.

Anuncios

Dejar un comentario

Cambios de ritmo: ¿cuesta arriba o abajo?

Unas cuantas cuentas pueden ayudar a la sabiduría popular, quizá algún atleta de renombre se haga eco o algún esforzado de la ruta o palista, quien sabe. El caso es que mi conclusión es clara: Los cambios de ritmo a favor de corriente, cuesta abajo vamos. Lo voy a intentar demostrar claro.

Un modelo muy sencillo de un deportista que se mueve a velocidad constante se podría escribir:

F = m \ddot{x} +b \dot{x}

Para aclararnos \ddot{x} será la derivada segunda de la velocidad (la aceleración) y \dot{x} la derivada primera (la velocidad), del deportista claro. El rozamiento es proporcional a la velocidad. Será el caso más sencillo, rozamientos de orden mayor (cuadrado o cubo de la velocidad) nos llevarían a la misma conclusión más acentuada.

Seamos breves, si reescribimos la ecuación:

\ddot{x} - (b/m) \dot{x} - (F/m) = 0

Es sencillo llegar a las siguientes soluciones:

Posición:    x(t) = (m/b) K_1 e^{-(b/m) t} + (F/b) t + K_2

Velocidad: \dot{x} (t) = K_1 e^{-(b/m) t} + (F/b)

Aceleración: \ddot{x} (t) = - (b/m) K_1 e^{-(b/m)t}

La solución viene a expresar que el deportista (pasados los instantes iniciales) avanzará a velocidad constante tanto mayor cuanto mayor sea la fuerza que imprima y menor  el rozamiento del medio donde se mueva (F/b). Podría representar de manera sencilla a un ciclista en ruta, a un atleta corriendo o a un palista en el río.

Ahora viene lo interesante. Supongamos dos medios, dos coeficientes b_1 , b_2, (b_2 > b_1) .  Representarían avanzar cuesta arriba o abajo, corriente a favor o en contra. Según esto,  la velocidad cumple:

\dot{x_1} (t) = K e^{-(b_1/m) t} + (F/b_1)

\dot{x_2} (t) = K e^{-(b_2/m) t} + (F/b_2)

Para cada medio (1,2) respectivamente. Hacemos ahora un cambio de ritmo, el mismo sobre los dos medios (F' > F). Entonces:

\dot{x'_1} (t) = K e^{-(b_1/m) t} + (F'/b_1)

\dot{x'_2} (t) = K e^{-(b_2/m) t} + (F'/b_2)

Serían las nuevas velocidades que conseguimos con el cambio de ritmo. El aumento de velocidad en cada medio será:

\Delta \dot{x_1} = \dot{x'_1} - \dot{x_1} =

= K( e^{-(b_1/m) t} - e^{-(b_1/m) t}) + (F'/b_1) - (F/b_1) = \Delta F /b_1

\Delta \dot{x_2} = \dot{x'_2} - \dot{x_2} =

= K( e^{-(b_2/m) t} - e^{-(b_2/m) t}) + (F'/b_2) - (F/b_2) = \Delta F /b_2

Nuestro cambio de ritmo sería el mismo en cada medio, sin embargo, el aumento de velocidad sería menor en el medio de rozamiento mayor (b_2>b_1).

Entonces:

\Delta \dot{x_1} > \Delta \dot{x_2} \Longrightarrow (\Delta F / b_1 > \Delta F /b_2)

Todo por que (b_2>b_1). Si con el mismo cambio consigo aumentar más mi velocidad en el medio más ‘liviano’ el cambio será más efectivo. Está claro, los  cambios de ritmo mejor cuesta abajo que cuesta arriba, para el mismo esfuerzo mi velocidad aumenta más. Es más rentable cambiar viento a favor que en contra, corriente a favor y no corriente en contra. Más rentable y menos cansado.

¿Coincide ésto con la sabiduría popular?. Depende de a quien le preguntes. Supongo.

Dejar un comentario

De madrid al monte del pardo

Ya lo andaba sondeando desde hace un tiempo.  La mañana se presentaba perfecta de esta prórroga de verano que esta siendo Septiembe. Habían caído unas cervezas la noche anterior. Mis amigos quedan repochados en su sofá mientras yo pertrecho mi bici y enfilo el famoso anillo verde ciclista (famoso al menos entre algunos madrileños)  que  va efectivamente va cargado de ciclistas haciendo honor a la soleada mañana de domingo.

No era ese mi objetivo,  sigo por instinto y tras alguno de ellos fuera de ruta hacía las lindes de la urbe.  Y allí en efecto estaba, El monte del Pardo. Tras un par de intentos fallidos y topar con sendas vallas (la manía de vallarlo todo) hallé una pasarela peatonal creo sobre la M40 y tras ella la carretera al pardo.

Monte de encinas salpicado de caminos y esta mañana con un enjambre de cilcistas sucando sus rutas, allí estaba, allí al lado; no venía en el manual de instrucciones.

… Y pedaleando pedalendo,  y ascendiendo ascendiendo crucé sobre el Monte del Pardo, sobre la M40, y sobre los caballos de hierro que atraviesan sus entrañas. Paraje solitario ya este desde donde el Monte cotempla orgulloso, o temeroso, la gran urbe adyacente. Y estaba ahí, ahí a lado, estaba en nuestro entorno

PD: Para la próxima, errr, fotos.

Comments (1)

Otoño e invierno

Tambien es la estacion donde el mal llamado Homo Sapiens se retira en masa a sus chozas, se empiezan a ver nubarrones y cae alguna chuza. Esto ayuda bastante a esta retirada, el medio descansa, se regenera. Se trata de una epoca muy necesaria al fin y al cabo.

¿Pero todos los ‘Monos sin Pelo’ se retiran?. No el excentrico no hiberna y despliega sus correrias en su territorio de caza.

Dejar un comentario