Archive for Uncategorized

I media maratón ciudad de cuenca

Corremos como conducimos, si tienen un momento se lo explico; yo soy un peso muerto al volante, el típico pesado que se queda clavado cuesta arriba y sólo consigue recuperar el ritmo hacia abajo. Hoy he comprobado que mi estilo de conducción influye en el de correr, ¿o viceversa?.  Lo más preocupante es que mis compañeros atletas les pasa igual, suben las cuestas como antílopes pero cuesta abajo bajan como descansando, es muy extraño.

Verán resulta que hoy he corrido la media maratón de Cuenca, sin dorsal no me busquen en las listas, 1h 45min; en mi línea y saliendo en las últimas posiciones, con lo cual he podido comprobar exahustivamente mi teoría. En mi defensa unos datos: el tiempo medio fue 1h 44min (el primero 1h 14min) y llegué el 265 o así de más de 500.

El recorrido era un poco rompepiernas, de ahí lo de lo de las cuestas, como saben, yo reservo cuesta arriba y me lanzo para abajo,  el resto del munod hace lo contrario . .. peor para ellos.  Salida en la plaza mayor y fuerte ascenso hasta el barrio del castillo, de allí fuerte descenso, claro,  al júcar donde se daba una vuelta grande y muy bonita, con sus cuestas no se crean,  para acabar subiendo pero en la parte baja de la ciudad.  Buen ambiente, camiseta y mallas para los dorsales no para mí en este caso. Recomendable.

Anuncios

Dejar un comentario

Ataque frontal a la educación pública

Corren tiempos difíciles para la eduación pública; las crisis económica está aquí, el sistema económico se tambalea y por momentos cae, las cuentas públicas no cuadran y sus responsables principales, los políticos, buscan recetas mágicas que les permitan sortear el envite. Así, en este contexto, la educación pública ha recibido un varapalo brutal, probablemente el mayor de toda la democracia, y ha puesto abruptamente  el pie décadas ha; todo ello acompañado de desinformación, demagogía y manipulación, receta habitual en la praxis política.

La Comunidad de Madrid elimina las horas de tutoría y amplía el horario lectivo de los profesores hasta las 20 horas semanales, paralelamente aumenta el sueldo a tutores y equipo directivo; todo ello con desprecio y desinformación hacía el cuerpo, la medida supone mandar al paro a cerca de 3000 interinos aunque los responsables políticos dicen que este hecho es irrelevante, falso, paralelamente se aumentan la retirbuciones mentadas, un derechazo en toda regla no nos engañemos. La Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, al dictado, haciendo gala de una imprevisión casi inconcebible y echando por tierra toda la planificación ya hecha por los equipos directivos y poniéndolos en un brete, aumenta horario lectivo a 20 horas semanales (también dos en infantil y primaria 23 -> 25h), en Navarra se ha aumentado hasta 19 horas la carga lectiva, en Galicia, aumentan hasta 20 horas en secundaria (y cuatro en primaria 21 -> 25h), en todos los casos con repercusiones similares, miles de profesores interinos directos al paro y una merma objetiva y clara en la calidad de la enseñanza pública. En cursos anteriores ya se había reducido (entre un 5% y un 10%) el sueldo del profesorado (como el del resto de funcionarios) y,  considerando el aumento de carga lectiva (un 10% aprox)  ahora impuesto (sin renumeración extra) supone una reducción global de nómina entre un 15% y un 20%, además de aumentar hasta el límite superior que contempla el reglamento el número de alumnos por clase.

En sus intervenciones, los responsables políticos dejan entrever que en dichas decisiones prima el ahorrro y no inciden sobre la calidad del sistema público; también apuntan que la única labor del profesor se ciñe esencialmente a dar sus clases, luego su carga de trabajo aún se mantiene en márgenes reducidos que le permiten mantener su estrategia de enseñanza. La realidad es bien distinta, veamos:

La labor principal de un profesor es dar sus clases y cumplir su programa en sus grupos, también es bien sabido que existen dos estrategías generales para lograr este objetivo, 1) Recurrir al libro y su programación en merma de una preparaciópn exhaustiva de contenidos y actividades y 2) Preparar concienzudamente contenidos y actividades, usando también el libro como una herramienta más, hacer un seguimiento individualizado de los alumnos e intentar entender sus dificultades y sus puntos fuertes, preparar actividades originales, recoger trabajos y corregirlos, introducir las tecnologías de la información,  recurrir a noticias y eventos de actualidad para relacionar la asignatura con los intereses del alumno, entre otras.  Por otra parte,  en la enseñanza obligatoria (ESO) existen alumnos con dificultades extra y es de recibo darles atención personalizada y adaptar la materia a sus características especiales, hacerlo bien supone un esfuerzo añadido a atender al grueso del grupo.  Evidentemente en todos los centros existen profesores que se podrían agrupar en una u otra de las estrategias, ¿adivinan cual de las dos se está fomentando aumentando la carga lectiva?; la calidad de la enseñanza, de manera general, se va ha ver mermada y, si el argumento es que algunos profesores no son lo suficientemente competentes existen otros recursos, más inteligentes, que fomenten un trabajo más dedicado; de todas formas esto pasa en todas las profesiones no sólo en la enseñanza.

Los docentes, profesores y maestros, también realizan muchas otras tareas complementarias a sus propias clases, unos más y otros menos como antes; algunas son reconocidas dentro de la formación contínua y otras no. Todas ellas resultan bastante importantes para conseguir que un centro sea un lugar de encuentro y no de desencuentros. Voy a mencionar las que conozco de primera mano. Existen comisiones de convivencia con el objetivo de mediar entre los posibles conflictos entre profesores, entre alumnos o entre ambos;  hoy en día, la gran mayoría de institutos  abren dos o tres tardes por semana para que los chicos acudan si lo necesitan y completen sus deberes en grupo, tutelados por uno o varios profesores;  se suelen organizar competiciones deportivas con ayuda de los profesores en los recreos e incluso fuera del horario de mañana;  muchas veces los alumnos participan en programas de ciencias o humanidades, realizan proyectos o participan en olimpiadas de conocimientos, ayudados por sus profesores . Los profesores también se organizan, voluntariamente, en grupos de trabajo para mejorar aspectos del centro o de la estrategia educativa y, por supuesto exiten las famosas actividades extraescolares, que no suelen suponer ningún extra en cuanto a formación contínua (únicamente dietas ridículas) y sí mucho trabajo y responsabilidad. Éstas pueden ser salidas fuera del centro (visitas a parques naturales, museos, cuidades, teatro, actividades deportivas, viajes de fin de curso) o actividades de toda una mañana en el mismo centro (día del agua o día de las matemáticas); son siempre un trabajo ingente y los chicos, casi todos, las agradecen enormemente. ¿Creen ustedes que con la degradación sufrida y el ambiente creado estas actividades (voluntarias) no se van ha ver afectadas?.

Juzguen ustedes, si tienen hijos piénsenlo. Cuando salgan los datos de profesores al paro (yo entre ellos) los haré públicos y será un dato objetivo, no demagogia y desinformación que es lo único que tenemos hasta la fecha.

Dejar un comentario

Campeonatos del mundo piragüismo Sgezed

Regata sobre 5000 metros, gran nivel (http://crossfkayak.es.tl/)

Dejar un comentario

El nacimiento del Henares: Decepción

Se pueden alcanzar las fuentes del Henares (en el pueblo de Horna) en una hora escasa desde Sigüenza (distante unos 10km), en mi caso en bici y en solitario, una de esas tardes de domingo tontas que parece nunca acaban.  Siempre tiene más miga dejar de lado el asfalto, hay un camino que une Sigüenza y Alcuneza, desde allí, siempre hacia el este continúa una pista hacia Mojares y finalmente Honra.  A los pies de la sierra Ministra donde nace el Henares.

Ruta aproximada

Ruta aproximada

No se si ustedes creen que los lugares protegidos deben estar necesariamente vallados,  para mi no es lógico y mucho menos no saber sacarle provecho y darle al lugar algo de encanto. Esto es un justo ejemplo de lo contrario, el Henares nace a los pies de las primeras estribaciones montañosas, surge de la roca en varios chorros, inunda una pequeña área donde crece la vegetación de ribera y se abre paso valle abajo, lo triste es que el lugar está vallado, y con valla de obra, un cartel prohíbe el paso y recuerda al visitante lo que ya sabe “Nacimento del Henares”, “Lugar protegido”, “Prohibido el paso”,  no es muy difícil el salto pero yo no lo hago, me lamento un rato y emprendo el regreso,  deshaciendo los kilómetros recoridos.

Nacimiento del río Henares (en Horna)

Nacimiento del río Henares

Cartel en el nacimiento del Henares

Cartel en el nacimiento del Henares

Dejar un comentario

Un modelo matemático para la reproducción celular

Puede parecer una intromisión matemática en el mundo de la biología o una nueva puesta en escena del últimamente denominado ‘ cientifismo’, el caso es que se acaba de publicar un más que interesante artículo en la revista ‘Physical Review Letters’ [1] (una de las más prestigiosas revistas científicas) del cual se ha hecho eco ‘Investigación y ciencia’ ,  conocida revista de divulgación.  A pesar que ésta última no describe los detalles y  ‘Physical Review Letters’ me consta es de pago, es posible descargar una copia del artículo colgado en el repositorio gratuito ‘Arxiv’ [2] medio a través del que me he hecho con una copia.

Ilustremos sus líneas maestras: un aspecto intrigante de la biología molecular parece ser el propio mecanismo de la replicación molecular, esto es, los aspectos físico-químicos implicados. Hasta la fecha había sido posible sintetizar en condiciones de laboratorio ciertas moléculas complejas capaces de autocopiarse en cierto modo, hasta que el proceso se descontrolaba; algo indeseable claro.  Parece obvio que dicho autocopiado es crítico en la físico-química celular; pues bien, el trabajo que nos ocupa propone y simula un modelo matemático sencillo mediante el cual una pareja de moléculas pueden autocopiarse indefinidamente y de manera estable.

Celulas Matemáticas

Instantáneas de las células simuladas

La idea fundamental no es complicada. Supongamos dos moléculas A y B probablemente proteínas complejas o similar y supongamos capaces de interaccionar entre sí y con el medio que las circunda. Los autores modelan matemáticamente su movimiento aleatorio en el medio que las rodea mediante una descripción Browniana, aleatoria. Mediante la ecuación de Languevín:

\frac{dv}{dt} = - \nabla U(x) - \eta v + A(t)

Siendo v la velocidad, U(x) un potencial de interacción, A(t) una fuerza ‘Browniana’ aleatoria y finalmente \eta la viscosidad que representa al medio. En sus pequeños pero continuos desplazamientos aleatorios en ocasiones se encuentran e interaccionan con diferentes resultados posibles:

a) existe cierta probabilidad (pb) de que simplemente aparezca una copia exacta de B.

b) también habrá cierta probabilidad (pa), muy inferior, de que lo que surja de la interacción sea una copia de A y

c) por último quedará cierta probabilidad de que simplemente no surja nada, o nada útil.

Todo ello bajo la suposición hecha que son moléculas autoreplicantes claro.  Así, si la velocidad de aparición de B es mucho mayor que la de A, pero sólo en cierto rango  y evolucionando en su medio a través de pequeños desplazamientos aleatorios dados por:

\Delta x = - \frac{D \Delta t}{K_b T} \nabla U(x) + S(t)

Expresión que se deduce de la ecuación anterior, teniendo en cuenta la relación:

D = \frac{K_b T}{\eta}

Y por último la relación:

S(t) = \frac{D \Delta t}{K_b T} A(t)

Que en todo caso será una fuerza aleatoria. Dejando a un lado lo farragoso de la matemática. Los científicos demuestran como las moléculas B, que se van copiando, y actuando como un soma, van envolviendo a las A que sólo aparecen en ocasiones cromosoma; generando en sus simulaciones ciertas pseudocélulas matemáticas.

Pues bien, la idea no parece complicada sino intuitiva y robusta, como han de ser los buenos modelos matemáticos y el lector interesado casi se atrevería a generalizarla o incluso intentar probarla en su computadora casera.  Las moléculas rápidas B pueden suponerse de componentes más simples y rápidos de ensamblar y obtener del medio intercelular, mientras la molécula A podría ser de estructura más compleja y componentes más delicados y actuar en cierto modo controlando el proceso, quizá no sólo con una sola molécula rápida B sino con otros compuestos B1, B2 . . . etc; actuando con un centro de sintetización.  No son moléculas de tubo de ensayo sino de naturaleza matemática pero ahí están sobre el tapete de las ideas: un trabajo arduo seguro, para un resultado sencillo y bien presentado, una entelequia matemática, una locura científica de unos chiflados que deberían pasarse al café descafeinado, de sobre, que es más seguro.

[1] Kamimura, Atsushi; Kaneko, Kunihiko; “Reproducction of a Protocell by Replication of a Minority Molecule in a Catalitic Reaction Network.” Physical Review Letters, vol 105, Issue 26,  Dic/2010

[2] arXiv:1005.1142v1 [q-bio.CB]

Dejar un comentario

LA TIERRA VETONA: Saldeana, Lumbrales (las Merchanas) y Bermellar

La estirpe humana,  remota y prehistórica, procedente probablemente de África,  se expandió y asentó por el planeta hasta abarcarlo por completo;  resulta curioso que, al parecer, no cruzó el estrecho, ése que separa Europa continental de África, sino que prefirió aproximarse desde la vecina Asia. Así Europa, a excepción de América, fue el último lugar en ser alcanzado.  Dichos pobladores prehistóricos  asentados en la Iberia , o más exactamente, sus descendientes tras generaciones, los nativos europeos, resultarían en la gran mezcla de culturas prerromanas que encontraron los grandes conquistadores del mundo antiguo, tal como dieron fe los cronistas latinos de la época, dando oficialmente por inaugurada la historia en la península.

Pues bien, y que me perdonen los puristas,  los Vetones, nuestros protagonistas,  o sus vecinos los Vacceos o los Lusitanos o los Carpetanos, en su transición a los largo de la prehistoria (o protohistoria) también fueron Celtas, esto es, fueron ‘Celtificados’ y aprendieron a tallar la piedra y el metal  y adquirieron símbolos y ritos Celtas para acabar cristalizando una cultura y unos rasgos propios como los cronistas romanos y los vestigios demuestran.  A la llegada de los grandes ejércitos del mundo antiguo,  Cartago y Roma, en los albores mismos de la historia, el pueblo Vetón que hasta el momento se había mantenido prácticamente aislado del trasiego mediterráneo, ya conocía la rueda, el bronce y el hierro y contaba con talleres y forjas donde fabricar espadas, piezas de escudos, brazaletes, utensilios . . . tallaba la piedra para levantar sus Castros o para esculpir Verracos que después llevaba a los pastos en carretas, esculpía  runas y símbolos celtas;  dominaba la ganadería y tenía conocimientos de agricultura; también enterraba a sus muertos junto a sus mejores alhajas.  Los grandes ejércitos del mundo antiguo cambiaron para siempre al pueblo Vetón, y la faz de la península Ibérica.

Con la cultura entrante y su empuje conquistador llegó también la lengua escrita, no sólo la crónica histórica sino también las inscripciones encontradas en las estelas (lápidas) de los enterramientos que nos muestran los clanes y los topónimos prerromanos. La lengua nos permite ponerle nombre a los asentamientos,  a veces incluso localizarlos, y nos permite conocer nombres, costumbres, enfrentamientos.  El pueblo Vetón, cuentan los latinos, asentado en la Hispania ulterior, vivía en Castros amurallados y era un pueblo guerrero y curtido;  una de sus áreas de población, con una alta densidad de asentamientos, se localiza en torno a las hoy denominadas ‘Arribes del Duero’ , donde el pueblo conquistador llegó, dejando atrás innumerables vestigios originales de la cultura nativa que en muchos casos cayeron en el olvido, entre ellos tres castros prácticamente alineados, cercanos y estratégicamente situados; lo suficiente como para cubrir la distancia que los une en una sola jornada.  Los castros de las Merchanas, Bermellar y Saldeana.

Mapa con la ruta aproximada

Mapa con la ruta aproximada

Su proximidad y su caprichosa localización generan más que interrogantes; no somos nosotros quien para despejarlos y preferimos limitar nuestra ambición a abrir vía e unir a pierna los dos primeros: el castro de las Merchanas y el de Bermellar. El último, casualmente, distante  kilómetro escaso, línea recta trazada, del castro del castillo o de Saldeana, imponente sobre una inmensa  roca en la orilla opuesta del más que respetable, y aparentemente infranqueable Huebra.

Las arribes del Huebra en la zona

Las arribes del Huebra en la zona

Avanzando cerca de Lumbrales

Avanzando cerca de Lumbrales

Los antiguos pobladores de las Merchanas, a orillas del Camaces, acabaron romanizados como la puerta sur y un alto muro en el interior dejan bien claro, una gran parte del Castro ha sido acondicionado, no así su cara norte y necrópolis extramuros.  Dejando al sur el castro, todo un monte de roble, encina y mata dificultan el avance hacia Bermellar, no hay sendas claras y el monte está sembrado de muretes que ralentizan  el paso. El Camaces, referencia clara, hermoso esta época del año, serpentea en la dirección correcta pero acaba por encajarse obligando a abandonar su linde.  Más de una hora cuesta alcanzar un buen claro que permita planificar con perspectiva;  dejando a izquierdas el Camaces aparece el arroyo llamado Vallitorredondo el cual cruza el camino vecinal que nos saca del lío. Todo es sencillo desde este punto, cruzar  el arroyo y ascender, ya no hay grandes dificultades y Bermellar está cerca, no tanto su castro, en el corazón del Huebra.  Hay que pasar al lado de un manantial y ascender durante unos 20 minutos para finalmente alcanzar el pueblo; un buen sitio para reponer fuerzas y, en nuestro caso, esperar a que el tiempo amaine. El castro de Bermellar hay que buscarlo al este del pueblo,  tras cubrir por  carretera más de quinientos metros una  pista  asciende y se aproxima al Huebra, primero se pasa la escombrera del pueblo, después la cosa mejora,  hay que elegir en dos cruces, primero izquierdas y después de frente. Lo realmente bonito es que no hay camino que te saque al castro, este se acaba y llega a una puerta ganadera: una vaguada de monte bajo,  un pequeño robledal y unos prados distan del paraje.  Cuando logramos el objetivo estamos suspendidos sobre el Huebra y sus impresionantes arribes, sobre un monte y frente a Saldeana y su castro uno de cuyos muros se distingue en la distancia. El castro en sí apenas parece escavado, gruesos muros de piedra, parcialmente derrumbados defienden del asalto el flanco vulnerable con dos pequeñas estancias previas de origen no tan claro y un torreón; puede distinguirse la planta de algún recinto y se intuye un pequeño campo  de piedras hincadas.

Muralla del Castro Bermellar

Muralla del Castro Bermellar

Si este pequeño asentamiento era una guarnición de Saldeana o servía para mantener el contacto con las Merchanas no lo sabemos. Nos preguntamos cómo cruzarían el Huebra; el cañón es abrupto e impresionante, parece infranqueable, al menos con carga, el paso más cercano (el puente de la carretera) dista kilómetros y no estaría directamente controlado, el interrogante es claro: ¿Queda algún asentamiento en la zona todavía oculto? ¿Hay algún puente o paso primitivo intermedio?  ¿Eran los Vetones capaces de alguna infraestructura (puente colgante) capaz de franquear en algún punto semejante cañón?.  Quizá sean eso, especulaciones.

Piedras Hincadas y Muralla, Bermellar

Piedras Hincadas y Muralla, Bermellar

Dejar un comentario

Sigüenza, la hoz del río dulce, Sigüenza.

La gran mayoría de visitantes al precioso cañón del río Dulce no accede directamente desde Sigüenza. Como yo soy muy raro y este año me toca aquí me lo he planteado como un reto. A sido una mañana emocionante: me han salido perdices, un zorro y cinco corzos, quien lo diría. Como corren los condenados.

La salida de Sigüenza:

Bajo el cielo nublado y amenazante, me lo he pensado, y bien pertrechado, he salido. Ir dejando atrás un pueblaco como Sigüenza es espectacular hay que ascender una pequeña loma de monte bajo hasta topar de narices con un huerto solar inmenso.

Sigüenza camino de Pelegrina

Sigüenza camino de Pelegrina

 

El huerto solar y la granja de conejos:

Me asaltó la duda y tomé izquierdas dejando atrás la granja de conejos y bordeando el huerto solar de proporciones e inversión respetable (Uno, que entiende un poco del tema, estima en decenas de millones de euros…cámara de seguridad y detectores de presencia). Me acerco al rebollar pero estoy  un poco perdido, al cruzar con un paisano le pregunto pero no me es de mucha ayuda. Ya da igual mi incapacidad para leer mapas me depara como a continuación relato algún encuentro emocionante.

La entrada al parque, el rebollar y los corzos.

Como estoy algo perdido entro a campo traviesa aunque enseguida encuentro una pista. Pasarán un par de horas sin encuentro humano. Al rato y en la espesura saltan dos corzos asustados y se alejan a la carrera. Yo sigo cauteloso, casi sin salir de mi asombro, veo huellas e intuyo un tercero, seguramente de los anteriores. El rebollar es hermoso y evado la mente. Ascendiendo se llega a la paramera.

La paramera y el zorro.

Es lo que tiene el ir fuera de ruta, he tomado a izquierdas en la disyuntiva sin dudar lo más mínimo y me he vuelto a equivocar. Observo una impresionante cortada, a lo lejos en la lejanía dos humanos y un perro, siguiendo lo que horas después me daré cuenta que es la pista correcta. Interrumpo a un zorrito en su rutina y voy atravesando lo que luego veré es un perfecto pliegue, sinclinal o anticlinal, vive Dios, pero no encuentro la bajada y pasará otra media hora hasta que enlace, por fin, la senda.

 

Pelegrina y la hoz.

La senda lleva a Pelegrina, respiro tranquilo y me adentro en la hoz. Es ya un lugar conocido y frecuentado, parejas, familias, niños y yo. El paraje es hermoso y merece ser visitado. Agua cristalina, inmensas paredes de roca y bosque de ribera. Hay sendas que ascienden con vistas imponentes.

Vista de Pelegrina

Vista de Pelegrina

Vuelta a Sigüenza.

Que podría pensarse es la parte amarga de la mañana, pero ya conozco la ruta y camino a paso vivo. De nuevo el Rebollar, el solitario bosque tiene su recompensa. Bajo la primera gran encina salta otro corzo al que he sacado de la siesta. Perplejo, avanzo y en apenas 10 minutos interrumpo a una parejita, de corzos, ensimismados en su siesta. Les veo levantar y echarse al trote, miradita al intruso incluída. Yo no quiero problemas con la animalada y les enseño mi bardo que parece les convence. Hay que cruzar el rebollar y alcanzar la loma (la del huerto solar), me ha costado menos de lo esperado. Casi seis horas de jornada cuesta volver a Sigüenza.

Me siento importante, crucé el rebollar, molesté a unos pocos corzos, unas perdices y un zorrito, hollé la hoz y volví, cansado pero no en exceso. Todavía queda mucha tarde para estudiar, sacar esta crónica y preparar alguna clase que ahora soy un modesto profesor de matemáticas.

Dejar un comentario

Older Posts »